BlackBerry dio marcha atrás

La compañía canadiense no solo retrocedió en la idea de venderse, sino que cambió al presidente ejecutivo y ahora busca revivir
BlackBerry canceló sus planes para ponerse en venta y ahora buscará conseguir cerca de US$ 1.000 millones de su principal accionista y otros inversores institucionales para tratar de revivir y cambiar su suerte.

El fabricante de teléfonos inteligentes dijo el lunes que su presidente ejecutivo (CEO), Thorsten Heins, saldrá de la compañía en unas dos semanas, tan pronto como se cierre la colocación de obligaciones convertibles.

Su sucesor interino será John Chen, el ex presidente ejecutivo de Sybase, una compañía de software para bancos de datos que adquirió SAP AG en 2010.

Chen destacó su experiencia para reestructurar empresas y hacerlas exitosas durante una entrevista con Reuters, donde también dijo que no estaba interesado en cerrar el negocio de aparatos telefónicos de BlackBerry. Además, el nuevo CEO de BlackBerry se vinculó el año pasado al grupo de valores privado Silver Lake como asesor principal.

"Sé que tenemos los ingredientes suficientes para levantar un negocio sostenible a largo plazo", dijo. "Ya lo he hecho antes y parece ser la misma película", agregó.

De acciones y compras


La colocación privada podría eventualmente incrementar el número de acciones de BlackBerrry en hasta un 20%. Las acciones de la compañía caían un 12% a US$ 6,84 en las transacciones en el Nasdaq.

El principal accionista de BlackBerry , Fairfax Financial Holdings, acordó comprar US$ 250 millones de las obligaciones de la empresa a siete años, que se convertirán en acciones comunes a US$ 10. BlackBerry no mencionó a otros inversionistas institucionales que participen en la negociación.
BlackBerry es una marca icono con enorme potencial, pero llevará tiempo, disciplina y fuertes decisiones conquistar nuestro éxito", dijo John Chen, nuevo presidente de la compañía 

BlackBerry creció para pasar de ser una pequeña empresa tecnológica a una compañía multimillonaria como pionera del correo electrónico móvil, pero ha perdido una fuerte cuota de mercado ante el iPhone de Apple y modelos que operan el software Android de Google.

BlackBerry sostuvo reuniones con varias compañías, entre ellas Cisco Systems, Google, SAP, Lenovo Group, Samsung Electronics, LG Electronics, Intel y, más recientemente, Facebook para la venta de partes o el conjunto de la empresa, informó anteriormente Reuters.

"Ahora regresamos al descenso de la espiral", dijo el analista Collin Gillis de BGC Partners. "Con esto obtienen US$ 1.000 millones más que les permitirá ganar tiempo (...) El foco negativo probablemente continúe".

Con Fairfax no es suficiente


Fairfax anunció una oferta tentativa de US$ 9 por acción de BlackBerry a fines de setiembre, pero Reuters reportó el viernes que la firma tenía problemas para obtener el precio de la oferta de US$ 4.700 millones.

"Inversiones Fairfax comprará la compañía en algún momento, algo que se necesita, pero la compañía requiere, más que nunca antes, de nuevas estrategias", dijo Jan Dawson, jefe analista de telecomunicaciones de Ovum, destacando que la estrategia de las comunicaciones deben comenzar "muy pronto".

En setiembre, Moody's había advertido de que la transacción podría causar daño en el perfil crediticio de Fairfax porque daría como resultado la conversión de una inversión de valores públicos en una estructura privada.

La estructuración de la negociación actual da a Fairfax y a otros inversionistas flexibilidad, ya que el financiamiento viene en forma de obligaciones convertibles.

Los inversionistas tienen una opción de comprar 250 millones adicionales de obligaciones dentro de 30 días después del cierre.

"BlackBerry es una marca icono con enorme potencial", dijo Chen en un comunicado, "pero llevará tiempo, disciplina y fuertes decisiones conquistar nuestro éxito".

Comentarios