Bill Gates recorre los caminos de la India

El magnate invirtió más de mil millones de dólares en el país asiático y cada año visita las zonas carenciadas y las autoridades para comprobar de primera mano cómo evoluciona su obra filantrópica


Bill Gates no fue a la India cuando era joven, como sí lo hizo Steve Jobs, su archirrival en el negocio de las computadoras y tecnologías afines. Jobs solía congratularse de ese tipo de inquietudes tempranas. Decía que lo hacían más conectado con la gente real, en tanto que a Gates siempre se lo identificó como un magnate que se ocupa de que no se le caiga la ceniza del habano en la copa de cognac.

Sin embargo, a sus 56 años, Gates ya ha tocado a las puertas de la India unas cuantas veces, como para saber de primera mano en qué están sus actividades filantrópicas en aquel país.

Es entonces que el magnate tiene oportunidad de visitar no solo a las autoridades indias sino también a algunnos de los bolsones de pobreza más famosos del mundo, como los cantegriles de Ujariaon, en Uttar Pradesh, donde miles de personas viven en y de la basura ubicua.

La fundación de Bill y Melinda Gates ha invertido más de US$ 1.000 millones en programas para luchar contra la enfermedad y la pobreza en la India, y dice encontrarse “muy satisfecho con los resultados”, pero también se muestra complacido con las experiencias adquiridas en ese caminho filantrópico.

Por lo menos así lo hace saber en el blog The Gates notes, donde reseña sus vivencias en la India desde fines de mayo, con una entrada diaria.

Puesta a punto


Resulta que este Gates cincuentón está disfrutando del exótico Oriente tanto como Steve Jobs lo hizo en aquellos fermentales años de la década de 1960, aunque de una manera distinta, ya que lleva carretillas de dinero consigo, y tampoco se sabe nada de lo que consume.

Sobre la zona de Ujariaon, Gates recuerda que “cerca de dos mil personas viven en un área de un kilómetro cuadrado y el trabajo que hay es de recolección de basura y entre las montañas de botellas de plástico y cajas de cartón, las familias construyen el tipo de refugio que pueden”.

Gates se reunió, en ese lugar, con trabajadores voluntarios que ayudan a los lugareños en materia de salud, principalmente, hacinedo lo posible para lograr acceso a planes de salud.

“Era emotivo escuchar a las mujeres hablar sobre las esperanzas que tenían sobre sus familias y cómo los voluntarios intentaban explicar que tener menos hijos podría significar una mayor calidad de vida”, señala el multimillonario filántropo.

 


Preguntale a Bill


A través del hashtag #AskBillG, Bill Gates invita a que le hagan preguntas. Allí se pueden leer interrogantes vinculadas a su trabajo en India, cómo ser un emprendedor exitoso y Río+20, entre otros temas.


Comentarios