BB-8 es un robot de verdad

La nueva Star Wars ha sido filmada con la menor cantidad de imágenes generadas en computadora posible; en cambio, se utilizaron efectos especiales tradicionales


J.J. Abrams, director de la próxima entrega de la popular saga de películas Star Wars, explicó que en la película se evitó el abuso de imágenes generadas por computadora y que se apostó a los efectos especiales más tradicionales de Hollywood como los robots, el maquillaje y los muñecos.

Para sorpresa del público que presenciaba una conferencia de prensa en California,  Abrams dio paso a escena al nuevo droide protagonista de la película: el BB-8. Un pequeño robot blanco y amarillo que está compuesto por dos esferas (una que cumple la función de cuerpo y otra de cabeza) que se desplazaron fluidamente por todo el escenario causando la ovación por parte de la audiencia. El BB-8 -que se maneja por controlo remoto- fue un claro ejemplo del tipo de tecnología que se podrá ver en este nuevo episodio.

Se estima que el diámetro del robot es de 76 centímetros, con una velocidad de 22 kilómetros por hora (más que un ciclista promedio) y un desplazamiento de 4,17 metros por segundo, más que los 2,2 metros por segundo de R2D2.

El estreno está previsto para el próximo 18 de diciembre.


Para verdaderos fanáticos


Pocos rumores han aparecido en torno al guión o realización del filme. Lo único que ha trascendido es que la cinta está ambientada unos 30 años después de La guerra de las galaxias: Episodio VI - El Regreso del Jedi, estrenada en 1983.

La película se ha rodado en los desiertos de Abu Dabi, los bosques ingleses de Dean y los estudios londinenses de Pinewood. Pero la productora se niega a dar más información para mantener el suspenso hasta el último minuto.


Acerca del autor

Comentarios