BB-8, el droide de Star Wars que se volvió juguete

Fue creado por la empresa Sphero junto a Disney y se maneja a través de un smartphone

Disney reveló la avalancha de juegos, muñecos coleccionables, sables lásers y kits de Lego que tenía preparado para los fanáticos de Star Wars. Entre los productos se destaca un pequeño robotito que puede volverse en el objeto preferido de grandes y chicos: se trata de una miniatura del BB-8, el nuevo droide de The Force Awakens, la última película de la saga próxima a estrenar. El robot -que ya estaría agotado en Tokio- se controla con una app y fue creado por la compañía Sphero.

Pero Sphero tuvo que superar algunos desafíos técnicos para conseguir una réplica real que imite el funcionamiento del droide de Star Wars. Para ahorrar energía, optaron para conectar el robot con el celular mediante Bluetooth y para el movimiento característico de la cabeza del BB-8, tuvieron que inventar un "mecanismo de péndulo invertido" –como lo describió Paul Barberian, CEO de Sphero a la revista Wired.

La idea de darle vida al BB-8 surgió mientras Sphero participaba de un programa de tres meses de Disney, donde se incentiva a las compañías a que desarrollen productos en base a la librería de personajes y propiedades de Disney. Aunque ni siquiera los propios mentores del programa conocían de la existencia del personaje, una charla con el CEO de Disney, Bob Iger, cambió todo para Sphero. Allí el ejecutivo encontró la solución al problema de llevar este droide a las estanterías de las jugueterías. En noviembre pasado consiguieron la licencia para desarrollar el BB-8 y desde ese momento estuvieron trabajando a toda velocidad para llegar a tiempo al Force Friday.

Finalmente, el robotito tan esperado se hizo realidad y comenzará a venderse con un precio de US$ 150.


Fuente: Cronista