Australia sacrifica en secreto casi 700 koalas

La región de Victoria enfrenta problemas de superpoblación y de hambruna
Cientos de koalas han sido sacrificados por inyección letal en Australia debido a los problemas de superpoblación en la región de Victoria.

Las autoridades australianas reportaron que 686 koalas fueron capturados y sedados antes de ser sacrificados entre 2013 y 2014 de forma secreta por temor a una reacción violenta de ecologistas y de la comunidad. Además de la superpoblación, estos animales se están muriendo de hambre debido a la disminución de su fuente de alimento. Estos marsupiales se alimentan casi exclusivamente de hojas de eucalipto.

“Estaba claro que había un problema de superpoblación y que los koalas estaban sufriendo en el Cabo Otway porque no gozaban de buena salud y padecían de hambre", dijo la ministra de Medio Ambiente de Victoria, Lisa Neville.

Se calcula que en Cabo Otway (a 230 kilómetros al suroeste de la ciudad de Melburne, en el estado de Victoria), la población pudo haber disminuido entre 1.000 y 2.000 koalas. No obstante, allí habitan hasta 8.000 ejemplares, lo que supone unos 11 por cada hectárea.

“La eutanasia de los koalas enfermos es una acción humana", dijo Desley Whisson, experta de la Universidad de Deakin. Frank Fotinas, que dirige el parque Bimbi Park Caravan, denunció que toda la zona huele a "koalas muertos". "Muchos más mueren de forma natural que sacrificados", aseguró.

A las hembras sanas se les administró fármacos para el control de fertilidad y fueron liberadas en el medio natural.

El koala es un animal muy delicado y especialmente sensible a cualquier cambio en el medio ambiente, permanece unas 20 horas al día dormitando para conservar energía, mientras que las horas restantes las utiliza para ingerir hasta un kilo de hojas cada noche. Aunque existen 600 variedades de eucalipto, el koala solo se alimenta de algunas de ellas y para cobijarse durante el día del calor no es tan selectivo como en su nutrición y prefiere especies nativas como las casuarinas o los braquiquitos.

Las principales amenazas para la especie son el cambio climático, la pérdida de su hábitat por la expansión urbana y la enfermedad de la clamidia, una bacteria que causa lesiones en los genitales y los ojos de los koalas, informó el diario ABC.

Acerca del autor

Comentarios