Auriculares “para escucharte mejor”

Existen diferentes tipos, cada uno con sus beneficios y desventajas. ¿Cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades?


Más grandes que la oreja: se los conoce como circumaurales. Son aquellos cuya vincha se apoya sobre la cabeza y los auriculares en sí cubren toda la oreja. Son los mejores para uso profesional.

Muy bueno: aíslan los ruidos exteriores y pueden tener excelente calidad de sonido. En este punto en particular se destacan por su mayor intensidad y graves más profundos.

Puede mejorar: son muy grandes y también pueden resultar pesados, lo que dificulta guardarlos en la cartera o mochila para transportarlos.

 

 



Sobre la oreja: no son tan grandes como los circumaurales. Se apoyan en la oreja sin llegar a cubrirla del todo, lo que hace que dejen pasar algo del sonido ambiente. Esto los puede hacer útiles para cuando se realiza más de una tarea a la vez.

Muy bueno: son más accesibles que los circumaurales y más cómodos para el día a día, ya que algunos modelos incluso pueden doblarse.

Puede mejorar: que entre sonido de afuera puede ser desventajoso. Además, cuando no lo hacen, es porque presionan mucho la oreja, lo que a la larga resulta incómodo.

 

 

Los de “botón”: son el clásico dentro del género de los auriculares, los que se suelen incluir con los dispositivos portátiles con música, como los del iPhone. Simplemente se colocan en la oreja y, dependiendo de su forma, se adaptan mejor o peor al órgano auditivo.

Muy bueno: son los más baratos, accesibles y comunes dentro de los auriculares. Esto se debe a su simplicidad y discreción.

Puede mejorar: sufren de los clásicos enredos de cables, se rompen más fácilmente y no tienen tanta calidad de sonido como los grandes. Pueden ser incómodos después de un tiempo.

 



 

Adentro de la oreja: se los conoce como intraauriculares y son los que van directo al punto. Se insertan dentro del canal auditivo y por eso aíslan mejor que los “de botón”.

Muy bueno: tienen buena relación entre precio y calidad. Dejan afuera los ruidos externos, permiten el aislamiento.

Puede mejorar: es cierto que para todos hay que tener cuidado con el volumen, pero estos son los más peligrosos porque emiten el sonido directamente hacia el oído medio y eso puede causar más daño que otros modelos de auriculares.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios