Astronautas deberían ser preparados para el olor de Marte

Expertos sostienen que la formación sería por una cuestión psicológica y no física

Expertos aseguran que quienes viajen al planeta rojo deberían ser preparados al olor de Marte. Según cuenta la historia, los astronautas del Apolo, al llegar a la Luna, afirmaron que pudieron percibir que el lugar tenía un aroma particular: pólvora quemada y ceniza húmeda. Lo mismo podría ocurrir en Marte.

Los informes elaborados por los rovers revelaron una gran presencia de dióxido de carbono (98%) en la atmósfera del planeta, lo que no influye en el aroma del lugar pero sí el azufre, ácidos, magnesio, hierro y cloro, que se encuentran en su superficie.

Por otra parte, científicos sostienen que la adaptación de los primeros tripulantes se debe más que nada por una cuestión psicológica. Según el astronauta de la NASA, Don Pettit, la Estación Espacial Internacional (EEI) tiene un aroma similar a un laboratorio. El problema se presenta en que Marte no es la Luna. "En la EEI, los astronautas pueden mirar hacia abajo y ver la Tierra siempre que lo deseen. Pueden ver a su país de origen y ver una geografía familiar. En Marte, nada de eso es posible. Los 'marcianos' tendrá que lidiar con el aislamiento extremo", apuntan.

El aislamiento extremo puede causar daños en la persona como depresión, insomio o ansiedad. Por ello es importante que los astronautas tengan una recreación del olor del planeta rojo antes de partir. De esta forma se evitaría en gran parte la posibilidad de que los primeros colonos sufran de aislamiento.

¿Cómo lo hacen?

Headspace es el nombre que recibe la técnica que realiza mediciones espectroscópicas de la atmósfera de Marte. Dichas mediciones serán transmitidas a la Tierra y permitirán absorber el aroma del planeta para ser recreado en un laboratorio.