Así será el primer vuelo de la nave Orión al espacio profundo

El módulo irá hasta 70.000 kilómetros de la Luna

La NASA confía estrenar en 2018 su nuevo Sistema de Lanzamientos de Cohetes y la nave Orión con los que quiere alcanzar Marte. El primer vuelo será sin tripulación y consistirá en un viaje de ida y vuelta hasta más allá de la Luna de tres semanas.

"Esta es verdaderamente una misión que va a hacer lo que no se ha hecho y con la que vamos a aprender lo que no sabemos", dijo Mike Sarafin, Director de la Misión EM1 de la NASA en Washington.

Orión será propulsada por un módulo de servicio proporcionado por la Agencia Espacial Europea. Tras alcanzar la órbita terrestre, la nave espacial desplegará los paneles solares y la etapa superior del lanzador SLS, llamado ICPS (Interim Cryogenic Propulsion Stage). Esto le dará a Orión el impulso necesario para salir de la órbita de la Tierra y viajar hacia la Luna. A partir de ahí, Orión se separará del ICPS.

La nave volará a 100 kilómetros por encima de la superficie de la Luna y luego usará su fuerza gravitacional para propulsarse en una dirección opuesta, informó la NASA, hasta una distancia de 70.000 kilómetros.

Para regresar a la Tierra, Orión realizará otro sobrevuelo cercano a los 100 kilómetros de la superficie de la Luna y aprovechará el encendido de los motores del módulo de servicio junto a la gravedad del satélite para acelerar y dirigirse a casa. Alcanzará la atmósfera terrestre a una velocidad de 11 kilómetros por segundo, lo que producirá un calentamiento de 2.760 grados, antes de que americe en el Océano Pacífico frente a la costa de San Diego.