Así se ve la isla más contaminada del planeta

Nadie vive en la isla Henderson pero sus playas están tapiadas por unos 38 millones de pedazos de plástico

Una de las islas más aisladas del mundo, ubicada en el Pacífico, acumula la mayor densidad de desechos plásticos del planeta, revela un estudio que muestra la magnitud de la contaminación de los océanos por desperdicios, que amenaza los ecosistemas marinos.

A pesar de que la isla Henderson está desierta y a más de 5.000 kilómetros del primer centro urbano importante, sus playas están tapiadas por unos 38 millones de pedazos de plástico, estimaron los investigadores cuyo trabajo se publicó el lunes en las Actas la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de Estados Unidos.

Otro estudio publicado recientemente en la revista Science Advances reveló que el océano Ártico, también poco habitado, es el destino final de los desechos plásticos que flotan en el Atlántico Norte.

La isla Henderson es una de las cuatro islas británicas Pitcairn, con una superficie total de 47 km2. Está tan aislada que apenas es visitada cada cinco o diez años por expediciones científicas.

Pero está cerca del centro de giro del Pacífico Sur, un torbellino gigante donde se acumulan los desechos transportados por las corrientes marinas de América del Sur o provenientes de los buques.

Durante la más reciente expedición a la isla de Henderson, realizada en 2015 por científicos de la Royal Society for the Protection of Birds, una ONG británica, la autora principal del estudio, Jennifer Lavers, contabilizó hasta 671 trozos de plástico por metro cuadrado en las playas.

Esto representa la mayor densidad de residuos medida hasta ahora.

"Sobre la base de nuestras muestras tomadas de cinco sitios, hemos estimado que más de 17 toneladas de desperdicios plásticos han sido depositados en la isla y más de 3.570 nuevos desechos se posan a diario en una sola de sus playas", dijo.

Según esta investigadora, "es probable que estos cálculos subestimen la magnitud de la acumulación de desechos en esta isla".

Lavers encontró cientos de cangrejos viviendo en la basura, como tapas de botellas y frascos de cosméticos y ha visto uno que vive dentro de la cabeza de una muñeca. Además de objetos vinculados con la pesca, se encontraron -entre otros- cepillos de dientes, encendedores, cuchillas de afeitar y sombreros de plástico duro.

"Este plástico es viejo, es frágil, afilado, tóxico. Fue realmente muy trágico ver a estos cangrejos magníficos escarbando, viviendo en nuestra basura", dijo al diario The Guardian. Y agregó: "Nadie se salva. hemos encontrado botellas de Alemania, contendores de Canadá y creo que una caja de pesca de Nueva Zelanda".

La isla más grande de las cuatro islas del grupo de la isla de Pitcairn, la isla de Henderson es un sitio de la Unesco declarado Patrimonio de la Humanidad.


Fuente: Cromo y AFP

Populares de la sección