Así quiere Twitter acabar con los trolls

Busca acabar con el abuso y los mensajes intimidantes de algunos usuarios de la plataforma con nuevas herramientas de denuncia

Twitter tiene un problema y son sus trolls. La proliferación de individuos, a menudo ocultos bajo identidades falsas, que acosa e insulta a otros usuarios con total impunidad amenaza incluso la supervivencia de la red social. Y es que su mala reputación, unido a su incapacidad para hacer crecer su base de usuarios y con ello sus ingresos, disuade a muchos posibles compradores que quieran hacerse cargo de la plataforma de los 140 caracteres. Es lo que sucedió hace apenas un mes con Salesforce, que incluyó el acoso online en Twitter y la preocupación que esto genera a los inversores entre los motivos que la llevaron a no considerar su compra. Disney también descartó su adquisición por los problemas a la hora de moderar los contenidos que se vierten a su plataforma.

Para tratar de erradicar el abuso de la red social y evitar que acabe convertido en el refugio perfecto para "una plaga de troles, pedófilos, acosadores, locos, impostores y gilipollas online", como ha llegado a calificar la plataforma el profesor de Periodismo de la Universidad de Nueva York Jeff Jarvis, Twitter ha anunciado a través de una entrada en su blog oficial la puesta en marcha de nuevas herramientas de denuncia y varios cambios en los sistemas que las procesan.

La compañía fundada por Jack Dorsey ha constatado como "la cantidad de abuso, intimidación y acoso que hemos visto en internet ha aumentado considerablemente en los últimos años", y ha reconocido los problemas que han tenido para "estar a la altura y para responder a las conductas abusivas" de muchos de los usuarios de la red social.

Silenciar conversaciones

Entre los cambios introducidos, destaca la posibilidad de extender la opción de silenciado de personas a palabras clave, frases e incluso conversaciones enteras. Así alguien podrá tener su propia lista negra de palabras hirientes para que no se puedan relacionar con su perfil, ni citarle con ellas.

La compañía también ha manifestado su intención de reforzar el equipo encargado de procesar las peticiones de los usuarios en torno al acoso para que el contacto con las autoridades, si fuera necesario, y la denuncia se produzcan más rápidamente."Nuestro objetivo es un proceso más rápido y transparente", señalan en la nota. Lo que Twitter no concreta es si esto se traducirá en una ampliación de la plantilla de moderadores, cuando hace apenas dos semanas anunciaron un recorte del 9% de su plantilla en todo el mundo.


Fuente: Expansión