Así morirá el Sol en 5.000 millones de años

El telescopio Hubble muestra la muerte de una estrella equivalente

El telescopio Hubble muestra la muerte de Kohoutek 4-55, estrella moribunda equivalente al Sol, que muestra cómo será el aspecto de este dentro de 5.000 millones de años.

La recién publicada imagen muestra el final de la estrella que se encuentra a 4.600 años luz de la Tierra, en dirección a la constelación de Cygnus (Cisne). Perdió sus capas exteriores para revelar el núcleo ardiente, para luego convertirse en una brasa que se enfría lentamente.

"Los remolinos de gas nos ofrecen una visión del futuro lejano de nuestro Sol. En 5.000 millones de años nuestra estrella estará muriendo", señala la página oficial de la Agencia Espacial Europea. "Se cree que el Sol se comportará de la misma manera que vemos aquí, perdiendo sus capas exteriores para revelar un núcleo que arde, el cual luego se convertirá en una brasa que se enfriará lentamente, la conocida como 'enana blanca'".

"Para entonces, ya no habrá Tierra, que arderá tras la muerte del Sol, pero la belleza de la muerte de nuestra estrella brillará por todo el Universo", informa la agencia.

A medida que una estrella envejece, las reacciones nucleares que la mantienen brillante comienzan a fallar.

La imagen es una composición de tres imágenes, cada una tomada en una longitud de onda específica para aislar la luz proveniente de diferentes átomos de gas. Las diferentes longitudes de onda han sido codificadas por color para facilitar el reconocimiento: el rojo representa el nitrógeno, el verde el hidrógeno y el azul, el oxígeno. Fue tomada por el Wide Field Planetary Camera 2 del telescopio. La cámara se instaló en 1993 y funcionó hasta 2009, ofreciendo 16 años de observaciones sin precedentes. Toda la secuencia fue capturada en 2 horas el 4 de mayo de 2009.