Así luchan Facebook, Google y Twitter contra el terrorismo

La colonización de las redes sociales por parte de grupos yihadistas ha obligado a los gigantes de internet a endurecer sus políticas. Solo Twitter ha cerrado 125.000 perfiles desde 2015

El terrorismo yihadista ha encontrado en la Red el mejor escaparate para exhibir sus victorias, viralizar sus atrocidades y sumar seguidores a sus filas. Prueba de ello fue la decapitación del periodista americano Steven Sotloff en 2014. A través de 1.500 cuentas se lanzaron 3.000 tuits en árabe y en inglés apoyando la ejecución que llegaron a 2,5 millones de usuarios. Y es que redes sociales como Facebook o Twitter, que en conjunto suman más de 1.800 millones de usuarios, se han convertido en las plataformas preferidas por los grupos terroristas para lanzar campañas propagandísticas y captar a combatientes.

Twitter: miles de cuentas cerradas desde 2015


  • El califato del Estado Islámico cuenta con un ejército de aproximadamente 46.000 fieles en Twitter, según el estudio elaborado con datos de 2014 por la Brooking Institution. Una cifra que presumiblemente será mayor hoy en día, dada la repercusión que ha logrado el grupo terrorista en este tiempo, y que ha empujado a la red social a clausurar los perfiles de miles de usuarios.
  • Se estima que cerca de 30.000 estarían controladas por seguidores del ISIS, mientras que el resto, cerca de 16.000, serían bots -programas informáticos que imitan el comportamiento humano-.
  • "Condenamos el uso de Twitter como herramienta para promover el terrorismo", asegura un portavoz de la red social, que añade: "Desde mediados de 2015 hemos suspendido más de 125.000 cuentas, relacionadas con el Estado Islámico, por amenazas o promoción del terrorismo yihadista".

"Ha habido un auge de la presencia yihadista en redes sociales, que las utilizan principalmente como herramienta de propaganda y captación", asegura Manuel Torres, profesor de Ciencia Política de la Universidad San Pablo de Olavide y experto en el estudio de las redes y los yihadistas.

Según explica el docente, los primeros pasos en el proceso de radicalización se dan a través de perfiles públicos en estas plataformas, para después, cuando el compromiso es mayor, pasar a otros canales más seguros. "Facebook y Twitter son las puertas de entrada de los reclutadores que se han volcado en estas redes asumiendo mayores riesgos para llegar a más personas".

Facebook: un equipo para vigilar la red social

La red social de Mark Zuckerberg es, junto a Twitter, la plataforma más utilizada por los terroristas para difundir sus mensajes debido a su gran popularidad. Cabe recordar que cada mes visitan Facebook 1.590 millones de personas y se reproducen 100 millones de horas de vídeo a diario.

  • En sus normas comunitarias, la empresa alerta de que todo contenido que fomente el odio o contenga imágenes explícitas de violencia será eliminado. "Facebook no es lugar para el terrorismo. Trabajamos intensamente para evitar que estos grupos utilicen nuestra plataforma", asegura un portavoz de la compañía.
  • Para ello, la red social cuenta con un equipo atento a las denuncias de los usuarios que revisa y elimina los contenidos inapropiados. "Tenemos un equipo global para responder a esas denuncias durante todo el día , dando prioridad a todo lo relacionado con la seguridad", añaden.

Frente a las dudas iniciales, en los últimos meses los gigantes de Internet han tomado una actitud más beligerante, censurando los mensajes violentos y clausurando miles de cuentas. Solo en Twitter, se estima que hay 46.000 tuiteros fieles al Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés), según datos de 2014, una cifra que presumiblemente será mayor hoy en día, dada la notoriedad que ha alcanzado el grupo, y que ha obligado a la compañía a reaccionar.

Google: desterrar la violencia de YouTube


  • Una de las mayores preocupaciones del buscador es el uso que puedan hacer los grupos yihadistas de su plataforma de video YouTube. Para evitar la difusión de contenido violento o que incite a cometer actos terroristas, la compañía ha habilitado una etiqueta bajo el título "promueve el terrorismo" para que los usuarios puedan denunciar y proceder a retirar el vídeo.
  • De forma paralela, Google ha puesto en marcha varias iniciativas, con ONG y destacados youtubers, para promover la tolerancia y luchar contra la radicalización. La compañía también apoya una serie antiyihadismo llamada Abdulla-X, dirigida a jóvenes en Reino Unido vulnerables a los mensajes extremistas.
  • De cara a 2016, los de Mountain View se han propuesto hacer un workshop sobre este asunto en cada Estado miembro de la UE antes de final de año.

"Desde mediados de 2015 hemos suspendido más de 125.000 cuentas, en su mayoría relacionadas con el ISIS, por amenazas o promoción del terrorismo", aseguran desde la red de microblogging. Por su parte, desde Facebook, que no hace público el número de perfiles bloqueados, han puesto en marcha un equipo global que vigila la plataforma y elimina el contenido inapropiado.

Una respuesta similar a la de Google, que le preocupa especialmente la difusión de material propagandístico a través de YouTube y que, además de diversas iniciativas para luchar contra la radicalización, ha habilitado en sus vídeos una etiqueta de contenido que "promueve el terrorismo".


Fuente: Expansión