Así fue el primer accidente del coche autónomo de Google

Imágenes de una cámara de seguridad muestran el choque contra un ómnibus
Hace un mes fue noticia el primer choque de uno de los autos de Google. El siniestro había sido contra un ómnibus urbano en California, EEUU, donde aún continúan las pruebas del proyecto. El Lexus RX345h ingresó a un carril sin reconocer que al ómnibus que ya venía por la calle no podría frenar definitivamente para impedir el impacto. El video obtenido por Associated Press desliga de culpabilidad al chofer del bus.

El sistema del vehículo entendió que el autobús debía ceder el paso, pero eso no ocurrió. El software, a partir del error que provocó el accidente, tuvo que ser modificado para seguir puliendo el camino hacia la perfección. Según fuentes de Google, "a partir de ahora, los coches entienden más profundamente que los autobuses son menos propensos a ceder el paso que otros tipos de vehículos".

El objetivo del gigante de internet es justamente disminuir los accidentes de tránsito en general y que sus coches tengan, sufran o provoquen cero siniestros. Antes, entre 2014 y 2015, en 13 oportunidades pudo haber chocado un auto de Google si no fuera por las personas que viajaban dentro, que al notar una falla del sistema autónomo pudieron evitar los impactos tomando el control del vehículo.

Chris Urmson, director del proyecto de vehículos autodirigidos de Google, afirmó en un informe de seguridad vehicular entregado al Departamento de Vehículos de Motor (DMV) de California que "los coches autónomos tienen potencial de reducir accidentes porque eliminan la falta de atención de los conductores y los errores que provocan miles de choques, heridas y muertes".

El accidente del Lexus