Ashley Madison quiere proteger a sus usuarios con máscaras

El sitio web de infidelidad habilitará la opción para que sus adeptos oculten sus rostro en los perfiles

El sitio web Ashley Madison, que también cuenta con una aplicación, ha dado que hablar en el último año tras haber sido víctima de robo de información.

No es que antes pasara desapercibida, ya que su fin es muy atípico, pues está destinada para personas infieles. Bajo su eslogan "La vida es corta. Ten una aventura", el sitio genera un espacio donde hombres y mujeres casados pueden concretar relaciones extramatrimoniales.

La base primordial de la página es la privacidad de los usuarios que, en julio de 2015, se vio amenazada cuando un grupo de hackers llamado Impact Team robó los datos del sitio y publicó un archivo con información de gran parte de los más de 39 millones de usuarios registrados alrededor del mundo.

La información, que contenía correos electrónicos, fotos, conversaciones e información de los perfiles, fue distribuida a través de archivos torrent.

Los ciberdelincuentes argumentaron la maniobra diciendo que el sitio Ashley Madison les miente a sus usuarios al decir que borra los perfiles, cuestión que al parecer no sucede.

Para no volver a ser víctimas de hackeos y proteger a sus usuarios, la página web dejará a todos los miembros agregar una máscara a la foto de perfil.

"Respetamos tus necesidades de discreción, así que hemos añadido algunas herramientas para mantener tu identidad en secreto (...) sube una nueva foto y tendrás la opción de cortarla y agregar una máscara", escribieron en la portada del sitio.

La nueva herramienta de "foto discreta" permite elegir entre dos máscaras de diferente color: negra o marrón.

A pesar de la difusión de la información de Ashley Madison, la empresa asegura que la cantidad de adeptos aumentó a casi 44 millones. El porcentaje de perfiles se divide de la siguiente manera: un 75% son hombres y el 25% restante, mujeres.

Parece ser que para los infieles, no existe barrera tan alta que los haga renunciar.