Apple Watch: el nuevo objeto de deseo

Hace casi todo lo que también hace el Iphone: llamadas, mensajes, aplicaciones, redes sociales, calendario y hasta abrirá la puerta del garage
Apple develó oficialmente su nuevo objeto de deseo: el reloj inteligente llamado Apple Watch, con el que espera patear el tablero de un mercado en el que varios de sus competidores ya están presentes. Conectado al iPhone, el Apple Watch permite a los usuarios hacer y recibir llamadas y mensajes, rastrear datos de su salud y actividad física, pedir un auto a la aplicación Uber o, incluso, abrir a distancia el garage. Hasta se dijo que no hay que ponerlo en hora nunca.

“Es el dispositivo más personal que hayamos creado”, afirmó el CEO de Apple, Tim Cook en la presentación, mostrando una variedad de imágenes de pantalla que iban desde un clásico reloj de agujas a un Mickey Mouse animado. “Con el parlante y el micrófono incorporados, podés recibir llamadas en tu reloj. He querido hacer esto desde que tenía cinco años”, comentó Cook.

El reloj viene en tres colecciones: el genérico Watch, de acero inoxidable (60% más fuerte que el común pero igual de ligero); el deportivo Watch Sport, de aluminio anodizado; y el lujoso Watch Edition.
Es el dispositivo más personal que hayamos creado", dijo Tim Cook, CEO de Apple

El que quiera uno tendrá que hacer una buena inversión: desde US$ 349 para la versión deportiva hasta US$ 17.000 para el modelo hecho de oro de 18 quilates. Está claro que la forma de ganar una cuota en el mercado de los relojes inteligentes será con el primero, que tiene un precio cercano a la mayoría de los relojes que funcionan con el sistema operativo Android.

También tiene la billetera integrada Apple Pay, cada vez más popular en Estados Unidos como medio de pago rápido, y puede ser utilizado para ver las noticias y conectarse a las redes sociales. La función Glances, por su parte, permite leer las notificaciones que llegan al iPhone: desde citas en la agenda hasta mensajes de texto. También funciona con el asistente personal Siri, ya sea conectado por bluetooth al teléfono o con wifi (algo similar a lo que ya hace Google Now en Android). “Ahora todo está en tu muñeca, no en tu bolsillo o en tu billetera”, dijo Cook.

Si bien todo lo que se podrá hacer con el Apple Watch se puede hacer con un iPhone, la mecánica es diferente: en vez de arrastrar menús en la pantalla, se utiliza la corona del lateral para manejar las apps.

¿Y resistirá la batería? Cook aseguró que tendrá 18 horas de autonomía, suficientes para cubrir todo el día.


Competencia


Apple entra así a un mercado que desconoce y que ya tiene numerosos actores, desde los gigantes surcoreanos Samsung y LG hasta el japonés Sony y la joven empresa Pebble, cuyo smartwatch es resistente al agua (no se ha aclarado si lo es el Apple Watch aunque Cook había dicho que lo estaba usando en la ducha) y que no necesita recarga durante una semana. Pero Apple lo hace con una tecnología que pretende revolucionar el mercado como ya lo hizo con el iPod con la música y el iPhone con la telefonía.

La consultora Strategy Analytics prevé que Apple venderá más de 15 millones de unidades en el mundo en 2015, lo que le daría una parte de mercado de 55%. El reloj Moto 360, de Motorola, es el que más se ha acercado al éxito con un millón de unidades vendidas.

La promesa de Apple es la de siempre: pensar diferente, e innovar más allá de los límites. ¿Podrá hacerlo también con el Apple Watch?

Acerca del autor

Comentarios