Apple vence a Samsung en el juicio de patentes

Tras un nuevo fallo judicial, la compañía surcoreana deberá pagar US$ 119,6 millones a la empresa de la manzana, aunque esta también tendrá que pagar una indemnización menor
Luego de varias idas y vueltas en un juicio por patentes, que no parecía más que una lucha absurda entre dos gigantes de la tecnología, la corte se pronunció a favor de Apple y en contra de Samsung.

La empresa surcoreana fue condenada el viernes por un tribunal de San José, California, a pagar US$ 119,6 millones por haber violado algunas patentes de teléfonos inteligentes de la empresa de la manzana. Samsung ya había sido condenado por este mismo tribunal en 2012 y 2013 a desembolsar US$ 930 millones a Apple, que en esta ocasión reclamaba una indemnización de más de US$ 2.000 millones.

En este nuevo capítulo de la historia, Apple acusaba a Samsung de haber copiado flagrantemente las patentes de su iPhone para usar algunos modelos en sus dispositivos Galaxy.
No debemos un céntimo a Apple", había dicho el letrado de Samsung, Bill Price

De su lado, el fabricante surcoreano acusaba a la empresa californiana de infringir sus propias patentes sobre la tecnología de transmisión de datos. El jurado de San José le dio parcialmente la razón condenando también este viernes a Apple a pagar 158.400 dólares a Samsung.

El veredicto llegó después de tres días de deliberaciones. El juicio, presidido por la juez de la corte del distrito Lucy Koh, comenzó a principios de abril en San José, donde se encuentra Silicon Valley, que alberga las empresas más importantes en tecnología. Esta multa deberá ahora ser validada por un juez.

"Apple no puede abandonar sus innovaciones", defendió el martes, último día del proceso judicial, el abogado de la compañía estadounidense Harold McElhinny, quien habló de "37 millones de infracciones" en referencia a los 37 millones de smartphones y tabletas que Samsung vendió en Estados Unidos y que presuntamente violaban las patentes de Apple.

"No debemos un céntimo a Apple", respondió el letrado de Samsung, Bill Price, quien afirmó que el juicio es el resultado de "una cruzada" que su competidor declaró contra Android, el software gratuito de Google usado en los smartphones de la empresa surcoreana.

Una victoria a medias


El lanzamiento del primer iPhone en 2007 sacudió el mercado de los smartphones, que terminó siendo escenario de una guerra entre Apple y Samsung, obligado a seguir el paso.

Samsung es líder mundial en ventas de teléfonos inteligentes y tabletas con Android, que a su vez domina este mercado global porque es utilizado en equipos de menor precio que los iPhones.

Brian Love, profesor en la Universidad de Santa Clara, cerca de San Francisco, y que ha seguido de cerca este caso, consideró que el veredicto "parece una victoria a medias para Samsung".

"Aunque este veredicto sigue los estándares normales, también es difícil verlo como una victoria para Apple", aseguró Love.
Esta suma es menos del 10% de lo que pedía Apple y seguramente no sobrepasa demasiado lo que Apple ha gastado litigando en este caso", explicó Love

"Esta suma es menos del 10% de lo que pedía Apple y seguramente no sobrepasa demasiado lo que Apple ha gastado litigando en este caso. Apple lanzó este proceso hace años con el objetivo de frenar el meteórico ascenso de los fabricantes que usan Android. Hasta ahora, ha fracasado en el intento", apuntó el experto.

La decisión del tribunal también es vista como una victoria para Google, a pesar de no haber sido uno de los demandantes.

Los abogados de Samsung enfatizaron en sus alegaciones que Google fue quien creó el sistema operativo acusado de violar las patentes de Apple e hicieron subir al estrado a los ingenieros de Google para declarar como testigos del fabricante surcoreano.

En opinión de Florian Mueller, analista de FossPatents.com, el veredicto favoreció tanto a Samsung como a Google.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios