Apple sufre la crisis de la mediana edad

Cuando se acerca a los 40 años, la empresa ha empezado a comprar otras compañías para mantenerse joven
Apple está exhibiendo otro síntoma de una crisis de mediana edad. No se hizo un tatuaje ni contrató a un instructor de Pilates. Pero el interés del inventor del iPhone en el fabricante de audífonos Beats Electronics sugiere que siente la necesidad de abrir su billetera para seguir de moda.

Mientras se acerca a su cumpleaños número 40, la compañía de Cupertino, California, está mostrando señales de robustez de mediana edad. Su valoración de mercado de US$ 500.000 millones opaca a todos sus rivales y ha pasado un tiempo desde que Apple presentara un producto digno como sucesor del iPod, iPhone e iPad. Los persistentes rumores de que estaría a punto de reinventar al televisor o el reloj inteligente de pulsera aún no se han vuelto realidad.

Una ventaja de envejecer es una mayor seguridad financiera. De acuerdo al último conteo, Apple tenía US$ 151.000 millones en el banco. Pero emitir bonos para realizar una recompra de acciones que sea eficiente desde el punto de vista de los impuestos, como hizo la compañía el mes pasado, no la convierte en tema de conversación en los bares de San Francisco.

La estrategia detrás de comprar Beats


Es un lugar común la creencia de que el presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, carece de la cualidad innovadora de su predecesor, Steve Jobs. El interés de Apple en Beats podría ser parte de un esfuerzo por cambiar esa percepción.

La marca de audífonos del rapero Dr. Dre ofrece credibilidad en la calle y el nuevo servicio de música en streaming de Beats podría dar algo de vigor a la iRadio de Apple, que tiene un rendimiento poco satisfactorio.

Un acuerdo también podría contemplar la contratación del presidente ejecutivo de Beats, Jimmy Iovine, una leyenda de la industria de la música y ex colaborador de Jobs.

Una adquisición, que según reportes de medios alcanzaría los US$ 3.200 millones, también sería la mayor compra de Apple, pese a que apenas afectaría a las finanzas del grupo de tecnología.

Sin embargo, una vez que Apple comience a comprar cosas que no crea que pueda construir por sí misma es difícil decir dónde se detendrá.

La carrera por las adquisiciones


Al igual que hombres de mediana edad que, de acuerdo al estereotipo, compran autos deportivos, Apple incluso podría tener su mira puesta en Tesla, el fabricante del auto eléctrico Elon Musk y con una valoración de mercado de US$ 22.000 millones.

Apple no está solo en su intento por interesar a generaciones más jóvenes. La compra por parte del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, de Instagram hace dos años por US$  1.000 millones parecía defensiva, pero aparentemente ha dado buenos resultados. En lo que va de 2014, Zuckerberg ha gastado más de US$ 20.000 millones en adquisiciones.

Algo similar le ocurrió al veinteañero Yahoo, que desde que tiene a Marissa Mayer como CEO ha comprado unas 30 compañías.

Sin embargo, hasta ahora Cook no ha recurrido a fusiones y adquisiciones a gran escala. Los esfuerzos por seguir de moda podrían lucir poco dignos: recuerden el infeliz matrimonio de Time Warner con el joven AOL o el breve amorío de Rupert Murdoch con MySpace.

Apple podría hacer bien en simplemente envejecer con gracia.

Populares de la sección

Comentarios