Apple se rehusa a darle al FBI acceso a sus iPhones

En una carta a sus consumidores, la empresa liderada por Tim Cook reveló que el pedido del gobierno estadounidense representa una medida sin precedentes que amenaza contra la seguridad de sus usuarios
Publicado por Infotechnology

Ni la orden de un juez pudo contra Tim Cook y su compañía. En una carta abierta publicada en Apple.com y dirigida a los consumidores de la marca, el ejecutivo hizo pública su negativa al pedido del FBI de generar una puerta de acceso al iPhone de uno de los tiradores de San Bernardino -demanda que había sido reforzada a través de una orden legal. Según Cook, desarrollar esa entrada le daría al gobierno estadounidense la posibilidad de inspeccionar cualquier otro teléfono con el mismo sistema operativo y pondría en riesgo la seguridad de todos los clientes de Apple.

En su carta abierta, el ejecutivo cuenta cuál fue el apoyo brindado al gobierno estadounidense tras el tiroteo en San Bernadino, una localidad cercana a Los Angeles, que ocurrió en diciembre de 2015 y dejó 14 muertos, para encontrar a los responsables. "Cuando el FBI nos pidió información en nuestra posesión, se la hemos provisto; (...) también hemos puesto en disposición a ingenieros de Apple para que aconsejaran al FBI y hemos ofrecido nuestras mejores ideas", sostiene.

Sin embargo, Cook declara que tras la ayuda brindada, "el gobierno de Estados Unidos nos ha pedido algo que simplemente no tenemos, y que consideramos muy peligrosos de crear. Nos han pedido que creemos una puerta de acceso "trasera" al iPhone".

"Específicamente, el FBI quiere que creemos una nueva versión del sistema operativo del iPhone, eludiendo importantes características de seguridad, y que los instalemos en un iPhone recuperado durante la investigación", aclara el autor de la carta. Y agrega: "En las manos incorrectas, este software –que no existe aún– tendría el potencial de desbloquear cualquier iPhone en la posesión de una persona".

"En las manos incorrectas, este software –que no existe aún– tendría el potencial de desbloquear cualquier iPhone en la posesión de una persona".

En su declaración, Cook advierte e insiste sobre las consecuencias que podría tener desarrollar ese software para cualquier usuario de teléfonos iPhone: "El gobierno sugiere que esta herramienta podría ser utilizada sólo una vez, en un teléfono. Pero eso simplemente no es verdad. Una vez creada, la técnica podría ser utilizada una y otra vez, en cualquier cantidad de dispositivos". Así, el directivo pone en jaque las intenciones del FBI y compara el trabajo a la creación, "en el mundo físico", de una llave maestra que tuviera la capacidad de abrir todas las puertas del mundo.

"El gobierno le está pidiendo a Apple hackear a sus propios usuarios y minar décadas de avances en seguridad que protegen a nuestros consumidores; (...) no encontramos precedentes de una compañía americana que haya sido forzada a exponer a sus consumidores a semejante riesgo de ataque", continúa Cook.

Cerca del final, el ejecutivo explica también cuáles cree que serán las próximas movidas del FBI; entre ellas, obligar a la compañía a remover características de seguridad y agregar nuevas capacidades al sistema operativo, dando lugar a la posibilidad de introducir una contraseña electrónicamente. Eso ayudaría a desbloquear un iPhone "a la fuerza", al probar miles de combinaciones con la velocidad de una computadora moderna.

"El gobierno le está pidiendo a Apple hackear a sus propios usuarios y minar décadas de avances en seguridad que protegen a nuestros consumidores"

"Las implicaciones de lo que demanda el gobierno son escalofriantes", dice Cook. Y para finalizar, añade: "Estamos desafiando los pedidos del FBI con el mayor respeto por la democracia americana y el amor por nuestro país". "Aunque creemos que las intenciones del FBI son buenas, que el gobierno nos fuerce a crear una puerta de acceso clandestina a nuestros productos estaría mal", concluye.

Populares de la sección