Apple rediseña sus oficinas centrales

La compañía busca la aprobación del proyecto Apple Campus 2, que implicará derrumbar su sede en Cupertino, California, para construir una nueva amigable con el medio ambiente


Apple no solo se dedica a hacer productos novedosos, sino que quiere ser novedosa en cada área de su existencia. Ahora es a la sede central de la compañía en Cupertino a la que le ha llegado la hora de renovarse.

Para eso, presentó a la ciudad el proyecto Apple Campus 2, para que los ciudadanos comenten sobre él y participen en la elaboración del plan de impacto ambiental, por ejemplo.

El mega proyecto implicará derrumbar las oficinas actuales en California, para luego construir en el mismo predio de 176 hectáreas un campus mucho más integral. La edificación, que en total albergará a 14 mil empleados, ocupará unos más de 260 mil metros cuadrados.

La estructura circular de las oficinas esará rodeada de espacios verdes, a la vez que se eliminará el camino de acceso público que en la actualidad atraviesa el campus a la mitad, publicó The Washington Post.

Edificio verde


Según se describe en el proyecto publicado online por Apple, el edificio minimizará el uso de energía y de agua. Además, se encargará de proveer a los trabajadores con facilidades que “reduzcan las salidas fuera del campus”, explica el documento.
Apple Campus 2 busca ofrecer un ambiente sereno y seguro que refleje los valores de innovación, facilidad de uso y belleza de Apple", se indica en el proyecto

Habrá un auditorio corporativo de 1.000 asientos, un centro de ejercicio físico para los empleados, planta central y un estacionamiento.

Por otra parte, la empresa espera que el paisaje verde proporcione "un ambiente sereno y seguro que refleje los valores de innovación, facilidad de uso y belleza de Apple", según se indica en el proyecto.

Más juntos


A diferencia de cómo está estructurado en la actualidad, la idea de Apple es reunir a sus ingenieros y trabajadores de respaldo en un único edificio. “Promover la creatividad compartida y la colaboración, y estimular la inventiva”, son los objetivos de esta decisión.

Los documentos que describen y explican la propuesta datan de agosto de 2011, año en que Apple puso a disposición de la población de Cupertino el proyecto, para que comentaran sobre él y ayudaran a mejorarlo. Ahora, la compañía presentó la versión enriquecida de ese plan original.

Una vez construido el campus, Apple se compromete a realizar un seguimiento del impacto medioambiental, como tráfico, ruido, calidad del aire, entre otras, y para lo que dará participación a los comentarios del público.

Acerca del autor

Comentarios