Apple no quiere más cables

Promete un futuro inalámbrico con el que busca mejorar la conectividad entre sus dispositivos
Por qué todavía tenemos que estar atados por un cable a nuestro smartphone?", fue la pregunta de Phil Schiller, vicepresidente de marketing mundial de Apple, durante el evento de lanzamiento del iPhone 7. Así justificaba la ausencia en el nuevo modelo del tradicional puerto de auriculares, algo que se venía rumoreando desde hace mucho tiempo y que despertó críticas por eliminar un conector que hacía que los smartphones de Apple fueran compatibles con casi todos los auriculares del mercado.

Pero la ausencia de entrada de auriculares no es solo un capricho de Apple. Los analistas consideran que se trata de una apuesta de la marca para aumentar la conectividad entre todos sus dispositivos, algo que viene haciendo de a poco con cada pedacito de innovación que agrega a sus celulares cada año.

Los AirPods, así se llaman los nuevos auriculares inalámbricos de la empresa, son parte de este concepto; no solo permiten escuchar música, sino que agregan una nueva forma de interactuar con los dispositivos de la manzana. Tocando dos veces el auricular (mientras que se usa), el usuario puede activar la asistente virtual Siri y ordenarle comandos, aunque el iPhone se encuentre en el bolsillo. Se espera que funcione de igual manera al conectarlos con iPads, MacBooks u otros dispositivos de Apple.

Los AirPods no forman parte del paquete que viene con el iPhone 7 (cuestan US$ 160) por lo cual Apple debió incluir un adaptador que permita conectar cualquier auricular a la entrada de carga.

Tim Bajarin, analista de la empresa Creative Strategies, dijo a The New York Times que esta movida podría indicar que en el futuro, tal vez el año que viene, Apple lanzará un cargador de batería inalámbrico.

De todas maneras, a continuación compartimos algunas opciones de auriculares inalámbricos sin la marca Apple. Claro que no serán tan sencillos de utilizar como los AirPods de Apple, que se conectan con el smartphone solo con abrir la caja que los contiene. Pero son opciones para aquellos que quieran utilizar una marca diferente o se nieguen a pagar US$ 160 por unos auriculares que son propensos a perderse en la primera caída.

Embed


Populares de la sección