Apple bajó en la bolsa y sus iPhone decepcionan

Los nuevos modelos de celulares no entusiasman a los analistas ni inversionistas, mientras que en China se quejan de que son muy caros
El que para muchos fue un día único en la historia, la jornada en la que Apple presentó dos nuevas versiones del iPhone, no suscitó el entusiasmo de los analistas y de los consumidores, lo que se tradujo en una baja en Wall Street.

Las acciones del gigante de la informática retrocedieron marcadamente ayer por la mañana después de la presentación de dos nuevos iPhones.

Hacia la hora 13.50 GMT, la marca de la manzana perdía 4,72% a US$ 471,30 sobre la plataforma electrónica Nasdaq. Las acciones bajaron 12% desde principios de año y cerca del 30% sobre los últimos 12 meses. El fabricante develó el martes dos nuevas versiones de su popular teléfono multifunciones: el iPhone 5C, un modelo más barato destinado a los consumidores de los países emergentes, y el 5S, que sustituirá al iPhone 5.
¿Es esta la versión supuestamente más barata? Realmente nos toman por imbéciles”, se quejaba un internauta en la red social china Weibo

Pero los nuevos aparatos no convencieron a los analistas y varios de ellos bajaron su valoración de las acciones de Apple. Los expertos de Bank of America lamentaron la ausencia de un iPhone verdaderamente barato ya que consideran que el precio del 5C es “demasiado elevado para mejorar su penetración de los mercados emergentes”. Además consideran al 5S “de nuevo más evolucionario que revolucionario”.

En el banco Credit Suisse, los analistas se preguntaron si Apple “sigue siendo una empresa innovadora”. “En el transcurso de 12 a 18 de los últimos meses, nos ha decepcionado el ritmo de innovación” de la empresa, escribieron, al tiempo que en las redes sociales se satirizó el uso de plástico para la carcasa y los diseños de colores.

El nuevo iPhone 5C, que puede ser de color azul, blanco, rosa, amarillo o verde, será comercializado en Estados Unidos por US$ 99 en versión 16 MB con un abono más accesible que el de las versiones precedentes.

Pero en China, donde hay smartphones vendidos a € 75 y donde Apple solo controla el 5% del mercado, el iPhone 5C costará 4.488 yuanes (€ 550 euros), apenas algo menos caro que el iPhone 5. El iPhone de gama alta, el 5S, se vende desde 5.288 yuanes (€ 650). “¿Es esta la versión supuestamente más barata? Realmente nos toman por imbéciles”, se quejaba un internauta en la red social de microblogging china Weibo.

Ocurre además que en China los operadores no ofrecen a sus abonados descuentos sobre los teléfonos en la compra. En Japón ocurre lo contrario y el precio facturado cada mes para pagar el aparato es devuelto casi íntegramente mediante una rebaja mensual sobre los servicios. El primer operador de servicios de telefonía móvil japonesa NTT Docomo ofrecerá estos nuevos iPhone a sus 62 millones de abonados.

Comentarios