Animales muertos y maltratados en Hollywood

Una investigación periodística indica que al menos 27 animales murieron durante el rodaje de "El Hobbit" y que el tigre de "La vida de Pi" casi muere ahogado, entre otras denuncias


La asociación a cargo de certificar que ningún animal ha sufrido daños durante un rodaje se hace la vista gorda sobre los maltratos a los que son sometidos, según un diario especializado cuyas acusaciones fueron desmentidas por la organización.

La revista del espectáculo The Hollywood Reporter cita los correos electrónicos supuestamente intercambiados por miembros de la Asociación Humana Estadounidense (AHA) durante el rodaje de La vida de Pi, de Ang Lee, de Piratas del Caribe, con Johnny Depp y de El Hobbit, de Peter Jackson.

Según la investigación, al menos 27 animales murieron durante el rodaje de la primera parte de la trilogía de Peter Jackson, decenas de peces fallecieron por las explosiones submarinas de Piratas del Caribe e incluso un perro husky fue golpeado durante la realización de Eight Below (2006), de los estudios Disney.
Es fascinante e irónico a la vez: protectores de los animales se han convertido en cómplices de las crueldades infligidas a los animales", acusa Bob Ferber, quien dirigió la Unidad de Protección de los Animales 

El Hollywood Reporter cita también un email escrito por una de las representantes de la AHA durante el rodaje de La vida de Pi, en la que un joven indio y un tigre quedan náufragos en un bote en medio del Océano. "En esa escena (...) las cosas salieron bastante mal y él (el tigre) se perdió cuando trataba de nadar hacia la orilla" del tanque donde se filmaba la película, escribe esta mujer, encargada de evaluar las condiciones bajo las cuales los animales eran tratados. "El maldito casi se ahoga. Creo que no está de más pedirte que no le hables a nadie de esto, ¡especialmente en la oficina!", continúa la mujer.

Estos incidentes no impidieron que La vida de Pi, obtuviera la etiqueta que garantiza que ningún animal sufrió daños ni heridas durante la realización del filme.

De acuerdo al Hollywood Reporter, el problema reside en que la AHA es en parte financiada por la propia industria del cine. "Es fascinante e irónico a la vez: protectores de los animales se han convertido en cómplices de las crueldades infligidas a los animales", acusa Bob Ferber, un veterano fiscal de Los Ángeles que dirigió la Unidad de Protección de los Animales antes de retirarse en marzo de este año.

La AHA se defendió afirmando: "Contrariamente a permitir abusos o ser negligentes cuando estos ocurren, nuestro registro de seguridad es extremadamente alto".

La organización agregó que, si bien ocasionalmente ocurren accidentes, durante la gestión de sus controladores en los rodajes fílmicos la seguridad de los animales se mantiene en un 99,98%.

Comentarios