Amazon probará sus drones de reparto en Reino Unido

La compañía anunció un acuerdo con el gobierno para desplegar un plan piloto

Amazon probará el reparto con drones en el Reino Unido. El gigante estadounidense del comercio electrónico ha anunciado un acuerdo con el Gobierno británico que permitirá a la cibertienda lanzar un piloto de prueba de estas pequeñas aeronaves no tripuladas con las que Amazon quiere realizar entregas de pedidos.

El proyecto de los drones de reparto, denominado Amazon Prime Air, fue presentado por Jeff Bezos, fundador y consejero delegado de Amazon, en 2013.

Desde entonces, la compañía ha estado desarrollando prototipos de pequeños vehículos de hasta 25 kilos de peso que podrían llevar paquetes de un máximo de 2,2 kilos en tan sólo media hora desde que el cliente hace el pedido. La compañía ya ha diseñado y construido más de una docena de prototipos de estas pequeñas aeronaves.

Pruebas de drones

Amazon ha obtenido permiso del regulador británico del espacio aéreo (Civil Aviation Authority) para explorar tres innovaciones clave en su proyecto de reparto con drones: la capacidad de operar las aeronaves en zonas rurales y suburbanas más allá de la línea de visión de los pilotos; el rendimiento del sensor que hace posible que los drones puedan identificar y esquivar obstáculos, y vuelos en los que una única persona puede operar varias de estas aeronaves. Estas pruebas se realizarán en el espacio aéreo por debajo de los 121 metros de altura.

Amazon también está probando su tecnología en Holanda y Canadá. Sin embargo, no puede lanzar pilotos en su país de origen, Estados Unidos. La Administración Federal de Aviación (FAA) de EE UU ha aprobado la primera regulación para el uso comercial de drones. Sin embargo, la norma prohíbe el vuelo de las aeronaves más allá de la línea de visión de los pilotos, por lo que limita la operativa de Amazon para reparto de pedidos.

En España, la responsable de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), Isabel Maestre, descartó recientemente en una entrevista con Expansión el uso de drones en labores logísticas "salvo que sea en poblaciones aisladas". La nueva normativa de regulación del espacio aéreo va a abrir la posibilidad de que los drones puedan sobrevolar núcleos urbanos, operar de noche y tener acceso a espacio aéreo controlado, siempre con un estudio de seguridad y previa autorización de la AESA.


Fuente: Expansión