Amazon inventa el comercio de libros digitales usados

La tienda online patentó esta creación revolucionaria para la industria de internet, que es moneda corriente en el mundo real
Parece un oxímoron, pero Amazon cree que no lo es. El gigante del comercio online patentó una nueva forma de vender e-books, audio, videos, aplicaciones, entre otros objetos digitales, que podría revolucionar la industria.

El concepto es similar al del préstamo entre usuarios de los e-book de Kindle que existe actualmente. Si una editorial cede los derechos a Amazon, quien lo compra puede prestarle el e-book a un amigo o familiar que también tenga Kindle. Durante el tiempo que dure este intercambio, el dueño del contenido no puede acceder a él desde su dispositivo, tal como en la vida real.

Ahora, Amazon pretende dar un paso más y permitir la compraventa entre usuarios. También como en la realidad, por un intercambio de dinero establecido, un consumidor podría vender a otro los derechos del uso de cualquier contenido para siempre. El comprador original dejaría de tener acceso al producto despachado, que pasaría a estar en el Kindle del nuevo dueño.

La gran diferencia con el mundo físico es que en el virtual el libro no estaría marcado, el disco jamás llegaría rayado, el video nunca habría perdido calidad y las aplicaciones no tendrían las preferencias del usuario original. “Es exactamente el mismo producto”, dijo el consultor Bill Rosenblatt, experto en casos de patentes de contenidos digitales, a la revista Wired.

Si bien Amazon no establece en la patente si cobrará o no una comisión por la transferencia, los conflictos sobre los derechos de autor una vez más generan un conflicto de intereses. Para Rosenblatt, el invento de la tienda online solo conformará a las editoriales, productoras y autores si un porcentaje de la compraventa también va para ellos cada vez que se los pasa de mano o, mejor dicho, de Kindle.

Populares de la sección

Comentarios