ALMA demuestra su potencia

A solo un mes de instalarse en Chile, el poderoso telescopio de ESO observó las 100 galaxias con mayor formación estelar del universo. Es la misma cantidad de veces que lo han hecho otros instrumentos en diez años
Un equipo internacional de astrónomos localizó el centenar de galaxias con mayor formación estelar del universo temprano gracias al telescopio ALMA, informó el miércoles el Observatorio Austral Europeo (ESO) desde su sede en Garching, al sur de Alemania.

La potencia del telescopio, situado en el desierto de Atacama, en Chile, ha permitido a los científicos observar estas galaxias tantas veces como lo han hecho todos los telescopios de su tipo del mundo entero durante un periodo de más de una década.

Según explicó la autora principal del artículo que presenta los resultados de ALMA, Jacqueline Hodge, el telescopio "es tan potente que ha revolucionado la forma en que observamos esas galaxias, incluso cuando el conjunto del telescopio aún no había terminado de completarse, como fue el caso de estas observaciones".
El telescopio es tan potente que ha revolucionado la forma en que observamos esas galaxias, incluso cuando el conjunto del telescopio aún no había terminado de completarse, como fue el caso de estas observaciones", explicó la astrónoma Jacqueline Hodge

El estallido de nacimientos estelares más fértil del universo temprano tuvo lugar en galaxias distantes que contenían gran cantidad de polvo cósmico, lo que las oscurece y hace difícil su identificación con telescopios de luz visible.

Por ello, se necesitan telescopios que observen la luz en longitudes de onda más largas, en torno a un milímetro, como hace ALMA.

El mejor mapa hasta el momento de esas galaxias distantes, que se ha utilizado ahora para las observaciones con ALMA, se llevó a cabo con el telescopio APEX operado por ESO, que detectó un total de 126.

Sin embargo, en las imágenes de APEX cada estallido de formación estelar aparecía como una mancha más o menos difusa, lo que dificultaba los estudios al no poder discernir qué galaxias estaban formando estrellas.

Corregir la mirada


Con ALMA, el equipo no solo pudo identificar inequívocamente cuáles tenían regiones activas de formación estelar, sino que, en más de la mitad de los casos, se descubrió que muchas de ellas se habían confundido con una sola en observaciones previas.

"Antes pensábamos que las más brillantes de estas galaxias formaban estrellas con una intensidad miles de veces mayor que la de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, corriendo el riesgo de autodestruirse", explicó uno de los miembros del equipo de trabajo, Alexander Karim.

Según explicó Karim, las imágenes obtenidas con ALMA "revelan múltiples galaxias, más pequeñas, formando estrellas en tasas más razonables".

Los resultados conforman el primer catálogo estadístico fiable de galaxias polvorientas de formación estelar en el universo temprano, y proporcionan una base vital para futuras investigaciones de las propiedades de las mismas en diferentes longitudes de onda.

Pese a la precisa visión de ALMA y a su sensibilidad, los telescopios como APEX aún tienen una importante misión ya que este "puede cubrir un área muy amplia del cielo más rápido que ALMA, por lo que resulta ideal para descubrir estas galaxias", dijo el coautor del artículo, Ian Smail.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) es una instalación astronómica internacional resultado de la colaboración entre Europa, América del Norte, el este de Asia y Chile, financiada en Europa por la ESO. Abrió sus "ojos" en marzo de este año.

Acerca del autor

Comentarios