All inclusive

Algunos apuntes a propósito de la incorporación del fútbol femenino en la versión 2016 de la exitosa franquicia del videojuego FIFA
Era hora. No simplemente por una cuestión de equidad de género, sino por las significativas cifras femeninas en el fútbol y los videojuegos. En el mundo, practican fútbol más de un millón de mujeres. La NWSL, liga femenina estadounidense de fútbol, tuvo un promedio de 4.000 espectadores por partido en 2014. La selección canadiense, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres y anfitriona de la Copa del Mundo que empieza hoy, es un "asunto nacional". Casi la mitad del total mundial de gamers son mujeres. Si bien el total incluye hasta a los que juegan aplicaciones del tipo trivia para smartphones, la cuestión es que las mujeres consumen videojuegos. Y practican y ven fútbol. Son un mercado potencial no atendido específicamente hasta el momento.

Marca presión

Si bien la saga FIFA existe desde 1993, fue en la década de 2000 que se puso "en juego" (según EA Sports, en 2013 se jugaron, a nivel mundial y en promedio, 459 mil partidos de FIFA 14 cada 90 minutos). Mucho tuvo que ver el actual vicepresidente y general manager de FIFA EA Sports, David Rutter. El directivo inglés también fue clave en la aparición de las mujeres en el juego. Sus dos hijas de 8 y 11 años practican fútbol y lo presionaron. En declaración al diario The Guardian, Rutter confesó: "Para niñas de sus edades o de cualquier edad no tenía sentido que no hubiera mujeres en FIFA. En el pasado, había una aceptación general tácita de que no estaban ahí. Pero en mi hogar y en mi círculo social siempre fue significativamente decepcionante que las gamers no pudieran jugar FIFA con futbolistas de su propio sexo. Estoy feliz de que lo hagamos. Es un gran alivio para todos".

La jugadora distinta

Rutter no recibió reclamos solo por vía sanguínea. La psicóloga Fernanda Schabarum, brasileña residente en Estados Unidos, hizo en 2012 una petición vía Change.org a EA Sports para que incluyera a las mujeres en FIFA. Rutter recibió personalmente a Schabarum en su momento, y le explicó que, aunque coincidía con ella, iba a llevar tiempo. Porque no se trataba de poner cabezas femeninas a los cuerpos masculinos del juego. De hecho y curiosamente, Rutter sabía de qué hablaba: previo a trabajar para EA Sports, él estuvo en la concepción del único antecedente de videojuego de fútbol femenino, Mia Hamm 64 Soccer, que era la contraparte (y según él mismo y la crítica, una pobre versión) del Michael Owen's WLS 2000, ambos para Nintendo 64. Por eso el debut femenino en FIFA 16 llevó tiempo, viajes, registros, investigación y resultó en 12 selecciones nacionales, pero no tiene disponibles algunas de las opciones de juego, entre ellas la "estrella" de FIFA, Ultimate Team.
En un punto, la inversión ya dio réditos para EA: generar las sims de las futbolistas implicó desarrollar un nuevo sistema base de movimientos y de proporciones del esqueleto. En la imagen, una mejora en el diseño y los detalles del cabello. Todo eso es aplicable al mundo masculino y va a ayudar a la diversidad y mayor precisión en los personajes.
En general, la aparición de las futbolistas en el icónico videojuego abre un camino de retroalimentación entre el deporte, ya sea consumido o practicado, y la industria de videojuegos, en la que hacen faltas mujeres protagonistas "de verdad".

Es cosa seria

Si uno gusta del fútbol, no hay cómo no entusiasmarse con estas deportistas de elite y sus historias, sus personalidades, sus estilos y sí, le pese a quien le pese, su forma de jugar. Era esperable que su versión animada generara expectativa. El trailer promocional de la adición del fútbol femenino de selecciones al FIFA 16 lleva más de 4,2 millones de visualizaciones en YouTube en menos de una semana. Es tan viral como virulentos: muchos de los comentarios posteados ponen foco en si las mujeres "pueden" jugar al fútbol, ya sea en cancha virtual o real, lejos del foco natural del entretenimiento y de las virtudes y los defectos de la futura edición del famoso videojuego.
Tomando prestada la frase promocional de Adidas para Luis Suárez There will be haters. (Habrá quienes te odien), seguro que también There will be gamers: siempre habrá jugadores.

El padrino


Un par de días antes de la elección de la FIFA, Joseph Blatter dijo a BBC World Service que él se sentía “un poco el padrino de la organización de fútbol femenino de la FIFA”. Vaya padrino. El mismo que en 2004 sugirió que para hacer crecer el fútbol femenino “podrían, por ejemplo, tener shorts más ajustados, como los de voleibol. Las jugadoras mujeres son lindas, si me disculpa el comentario; y ya tienen algunas reglas distintas a los hombres, como jugar con una pelota más liviana”. Sus supuestas “ahijadas”, las mujeres futbolistas, reaccionaron. Por ejemplo, la golera de Inglaterra dijo: “Blatter no sabe de qué habla. No usamos una pelota más liviana y decir que tendríamos que jugar fútbol en hotpants es ridículo. Es completamente irresponsable de parte de un hombre en una posición de poder hacer un comentario como este”.

Populares de la sección

Acerca del autor

Valeria Tanco