Algunos Galaxy S8 y S8+ traen un problema en la coloración de su pantalla

El motivo sería una mala calibración del color o del balance de blancos

Los primeros compradores de los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+ han detectado un extraño problema con sus smartphones. Al parecer, la pantalla de algunas unidades está afectada por un tono rojizo que no puede corregirse desde el menú de configuración.

Los foros dedicados a los móviles de Samsung se llenaron de quejas por parte de los usuarios afectados por este problema. Esta coloración rojiza en la pantalla de los dispositivos estaría relacionada con una mala calibración del color o del balance de blancos.

pantalla roja s8.jpg

Por su parte, Samsung ya se ha enterado de la falla. Su respuesta ha sido que "no se trata de un problema de calidad, sino que es algo que puede ser corregido desde el propio móvil. Si el color de la pantalla sigue siendo rojizo, los clientes podrán reemplazar sus terminales libremente".

Aunque la compañía no reconoció que se trate de un problema permanente, los usuarios que intentaron arreglarlo desde la configuración de la pantalla afirman que no pudieron lograrlo.