Airpnp: una app para ir al baño

La idea es encontrar el lugar en un mapa, pagar lo que su dueño pida (o no, en caso de que sea gratis) y luego dejar una reseña, igual que con el servicio de alquileres online, Airbnb
Cuando las ganas de ir al baño apremian, las opciones son pocas. La única solución, hasta ahora, era recorrer las calles en busca de algún bar que preste sus instalaciones a los que no son clientes o comprar algo para poder desahogar el intenso malestar que provoca una vejiga llena.

Por eso, una startup estadounidense  inventó la aplicación Airpnp para que cualquiera pueda ofrecer su baño a extraños que lo necesitan en un formato similar al del servicio web para encontrar alquileres baratos, Airbnb.

Todo el que necesite un baño puede buscar en el mapa de Airpnp y pagar con su tarjeta de crédito si el uso del baño tiene costo. En Manhattan, Nueva York, hay un total de 15 baños publicados y en Montevideo se pueden encontrar dos, publicados por el usuario Mathi F,  que son gratuitos. Lo más probable es que se trate de un usuario que estaba intentando probar la app, ya que puso son dos entradas para un mismo destino: el baño de la cadena de comida rápida en la Plaza Matriz.

Cada persona puede publicar su baño en un mapa, con una foto, una descripción y su dirección. Si desea cobrar la visita, también lo puede hacer a través de su tarjeta de crédito. En los casos en que hay que pagar para entrar, la dirección se muestra una vez que se hayan ingresado los datos de la tarjeta.

En Buenos Aires, por ejemplo, dos usuarios han publicado información sobre baños públicos gratuitos en la ciudad. Es que aunque meterse en la casa de un extraño o pagar con tarjeta de crédito suene extraño, esta aplicación puede transformarse en una útil base de datos de baños gratuitos a los que ir en caso de emergencia.

En una entrevista con el New York Post, el cofundador de la aplicación, Travis Laurendine contó que la iniciativa comenzó hace un año en Nueva Orleans, ciudad que en este momento tiene 30 baños publicados. Es recién ahora que la app llamó la atención de los neoyorquinos. De hecho, según dijo Laurendine un usuario de Brooklyn ya logró conseguir US$ 100 por el alquiler.

El periodista de Buzfeed, Joseph Bernstein, usó la aplicación y relató su experiencia -incluso con fotos - en dos baños de Nueva York. En total, pagó US$6 -US$5 en uno y US$1 en el otro - y ambos usuarios eran nuevos en el sistema. Incluso uno de ellos se había registrado en broma, solamente para probarlo.

Una vez que se usa el baño, se puede calificar al dueño de casa y poner un comentario, tal como en Airbnb. La aplicación se puede probar en computadoras en su versión web y también se puede descargar gratis para iOS.

Comentarios