Ahora podés decirlo con respaldo científico: tu perro te presta atención

Un estudio confirmó que estos animales escuchan y procesan lo que las personas les dicen y que, de hecho, el mecanismo es parecido al del cerebro humano
Si muchas veces te parece que tu perro te está escuchando, no estás loco. Los perros escuchan más que la simple entonación de las palabras y sus cerebros responden de forma similar a la de los humanos, según comprobó un estudio de la Universidad de Sussex, en Inglaterra, publicado este miércoles.

Que la forma en la que procesan el discurso sea similar a la de los humanos no quiere decir que entiendan cada palabra que oyen. Sin embargo, sus cerebros "digieren" el contenido verbal en uno de los hemisferios, mientras que la entonación o emoción de una frase es tarea del otro hemisferio, al igual que sucede con las personas.

"Los humanos usan principalmente el hemisferio izquierdo para procesar el contenido verbal del discurso y el derecho para las características de la voz, como por ejemplo, si es familiar, femenina o masculina y si su contenido es emocional", dijo Victoria Ratcliffe, de la Escuela de Psicología de la universidad inglesa.

Perros que escuchan


Para el estudio, los investigadores experimentaron con 250 perros para ver cómo respondían al lenguaje verbal. A cada perro le emitieron palabras con un parlante desde dos lados: el derecho y el izquierdo. Como procesan el sonido del lado contrario al oído con el que lo perciben, "si un hemisferio está más especializado en el procesamiento de cierta información en el sonido, entonces esa información se percibe como proveniente del oído del lado opuesto", explicó Ratcliffe, citada por el diario español ABC.

Entonces, si el perro giraba su cabeza al recibir una orden, por ejemplo, desde el lado izquierdo, esto quería decir que el hemisferio derecho de su cerebro era el más especializado para ese tipo de información. Los investigadores pudieron demostrar que, cuando lo que se le decía al perro era una palabra común o significativa, como "ven aquí" en una voz familiar, los perros mostraron que tendían a procesarlo con el hemisferio izquierdo.

Por otro lado, cuando la parte de entonación y emoción de las frases era exagerada, lo procesaban con el lado derecho.

"Aunque no podemos decir hasta qué punto ellos entienden la complejidad del contenido verbal, el estudio sugiere que los perros prestan atención a esta información en el discurso humano y perciben su contenido en una forma similar a la de las personas", concluyó Ratcliffe.

Esto puede servir de consuelo para quienes creen que sus perros los escuchan, ya que comprueba que cuando miran a alguien con esa cara atenta que suelen poner, es porque están prestando atención a lo que les está diciendo.

Comentarios