Adolescente corrigió un error en los datos de la NASA

Descubrió que estaban mal calculados los niveles de radiación de la Estación Espacial Internacional

Un adolescente británico contactó recientemente a la NASA para avisarle que había un error en los datos registrados en la Estación Espacial Internacional (EEI).

Miles Soloman, un estudiante de 17 años de la ciudad de Sheffield, trabajaba en un proyecto que permite a los estudiantes acceder a los datos grabados por los detectores de radiación durante la estancia de seis meses en la EEI del astronauta Tim Peake.

Entre otros proyectos, Peake participó en un programa de investigación que tiene como objetivo comprender el impacto de la radiación espacial en los seres humanos. La radiación en la EEI se controla con detectores en forma de USB, que se conectan a las computadoras y envían datos regularmente a la Tierra.

Soloman leyó una pila gigante de hojas de cálculo de Excel y cuando ordenó los datos por niveles de energía, notó algo extraño.

"Me di cuenta que dónde no debía haber radiación, se mostraba -1. La primera cosa que pensé fue 'no podés tener energía negativa' y entonces me di cuenta que esto era un error", dijo a la BBC en una entrevista recogida por Science Alert.

Soloman y su profesor de física James O'Neill enviaron un correo electrónico a la NASA de inmediato. Los investigadores respondieron que eran conscientes del error, pero pensaron que solo había estado sucediendo una o dos veces al año, pero estaban equivocados. El estudiante les confirmó que estaba ocurriendo varis veces al día por culpa de un fallo en los algoritmos que procesan los datos de medición.
El hecho de que exista un error en las mediciones de radiación a bordo de la EEI no supone que haya habido ningún peligro para los astronautas.