Adictos al celular

Eric Pickersgill tomó una serie de fotografías en las que se ve un espacio vacío: los dispositivos electrónicos
Este es el mundo bajo la influencia de dispositivos electrónicos. Es un lugar misterioso, lleno de personas que al parecer miran unas a través de las otras y hacia un espacio vacío. En realidad, ellos están mirando a sus celulares, tablets y otras pantallas.

En una serie de imágenes para un proyecto llamado "Removed" (eliminado), el fotógrafo Eric Pickersgill capturó ese mundo imaginario, en el que los dispositivos a los que las personas están atadas han desaparecidos, dejándolas desamarradas y desconectadas. Las imágenes son variadas: desde una familia cenando hasta una pareja recién casada en su día de bodas.

Han tocado un nervio porque todos se ven a sí mismos en ellas, dijo Pickersgill. "Es algo que ha cambiado relativamente rápido en nuestra sociedad", agregó el fotógrafo. "El proyecto simplemente intenta suspender el momento de esta transición social y hacer que las personas miren hacia él".

Él y su esposa se encuentran en la principal de las fotos, haciendo algo que se ha convertido en un ritual nocturno: mirar hacia una pantalla brillante mientras se está acostado al lado del otro. Cuando él comenzó el proceso que llevó ocho meses para completar, ellos intentaron dejar de lado el hábito. En vez de aislarse con sus teléfonos por separado, ellos intentaron leerse mutuamente en la cama. "Hicimos eso por un tiempo, por ese entonces ella estaba en la facultad de medicina y yo estaba en la escuela de posgrado, nos volvimos más ocupados y volvimos a nuestros dispositivos", dijo Pickersgill.

El proyecto no es, según él, la nostalgia de un ludita por los tiempos más simples. "No estoy tratando de decirle a la gente que no use sus dispositivos en absoluto. Estoy diciendo que deberían usarlos cuando quieren".

En el caso de la pareja de recién casados, Pickersgill dijo que ellos eran defensores convencidos de la importancia de los dispositivos en sus vidas, en parte porque ellos se conocieron en internet. Pickersgill los fotografió en su día de bodas luego de la ceremonia, cuando los invitados se habían ido y todo el mundo estaba empacando. Jimmy había salido para fumar y Michelle se le unió. Pickersgill les preguntó si estaban dispuestos a participar en su proyecto, y ellos aceptaron.


"Ellos fueron rápidos al aclarar que esa había sido la forma en que se habían conocido", dijo el fotógrafo.

La autoconciencia es tal vez el tema más generalizado de las fotografías. En algunos casos, Pickersgill se acercó a las personas que él había observado, les explicó sobre su proyecto y les pidió que recrearan la escena. Luego, les quitó el dispositivo de sus manos y sacó la foto.

Los sujetos estaban interpretando las escenas, no fueron cámaras ocultas ni nada por el estilo, algo que Pickersgill dijo que fue muy importante. Y no utilizó Photoshop para sacar los dispositivos de la escena.


Fuente: The Washington Post

Populares de la sección