Abrió el primer "cibercafé del 3D" en Uruguay

Además de vender equipos, insumos y darle volumen a los diseños, Fabrix ofrecerá cursos para quienes quieran incursionar en el mundo de las imprensiones tridimensionales


Un grupo de personas ciegas pudieron, por primera vez este lunes, darle forma a aquello que antes solo podían imaginar. El centro de diseño 3D Fabrix abrió sus puertas esta semana y  le permitió a los visitantes experimentar cómo es conocer algo solo mediante el tacto.

Para demostrarlo, invitaron a varios miembros de la Unión Nacional de Ciegos del Uruguay (UNCU), quienes junto al resto de los invitados pudieron experimentar con varias figuras fabricadas con impresoras 3D, como miniaturas de animales, mapas, instrumentos y hasta edificios emblemáticos como el Partenón o el Museo del Louvre. En Fabrix se puede imprimir en plástico, yeso, entre otros materiales y dentro de un tiempo habrá incluso impresoras de chocolate y azúcar.

En Uruguay ya hay varias iniciativas que involucran a la impresión 3D, tanto para quienes quieren aprender como para aquellos que desean experimentar haciendo realidad sus diseños. Enterate más en el informe del suplemento Cromo que se publica con El Observador este sábado.

Populares de la sección

Comentarios