A un paso de un cohete impreso 3D

La NASA construyó una turbobomba, uno de los objetos más complejos que se hayan fabricado por esta técnica

La NASA anunció que construyó una turbobomba, utilizando una impresora 3D. El aparato, diseñado para aumentar la potencia de un motor de un cohete espacial, es uno de los objetos más complejos que se hayan fabricado por esta técnica, consignó el sitio de la revista Time.

Esta turbobomba tiene un 45% menos de piezas que una convencional, es capaz de alimentar un motor espacial y de sobrevivir en un ambiente donde el combustible se quema a más de 3.315 grados Celsius.

La agencia espacial estadounidense también imprime inyectores y otras piezas de motor con el fin de construir un motor más eficiente pero igualmente potente.