¿A qué sabe la lechuga espacial?

Los astronautas de la Estación Espacial ingerieron comida que no procede de la Tierra
Embed

Un acontecimiento histórico ocurrió ayer: los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional se convirtieron en los primeros seres humanos en ingerir comida que no procede de la Tierra. Es que integraron a su alimentación lechuga cultivada por ellos mismos en el espacio.

El astronauta Scott Kelly plantó las lechugas el 8 de julio y 33 días después ya estaban listas para consumir. Veggie es el nombre del mecanismo que utilizaron para cultivar en el espacio. Este sistema está formado por luces led de color rojo y azul que emiten las longitudes de onda más apropiadas para hacer crecer una planta. Además, para que las lechugas no sean completamente violetas, Veggie cuenta con una luz led verde que es la que les otorga otra pigmentación y por lo tanto les da un aspecto más comestible.

Embed


El primer cultivo de Veggie

La NASA ya había cultivado con éxito en la Estación Espacial Internacional en 2014. Sin embargo, en esa oportunidad los astronautas no probaron la cosecha sino que la congelaron y la enviaron a la Tierra para que los científicos constataran que las bacterias que tenían esas lechugas no eran peligrosas.

"Estas plantas están más limpias que cualquier otra que encontrarías en un supermercado", afirmó Gioia Massa, líder del proyecto de la NASA, al portal New Scientist.

La tripulación en el espacio cuenta con el visto bueno de la NASA para consumir la mitad del cultivo de lechugas. La otra mitad deberá ser envasada y congelada para su posterior estudio en la Tierra.

Como precaución los astronautas deben limpiar con unas toallitas desinfectantes cada hoja de lechuga antes de ingerirla.

lechuga.JPG



Populares de la sección