A la moda y protegida contra la malaria

La colección de primavera Njehringe contiene materiales que alejan a los mosquitos y tienen un colorido inspirado en África
Los estudiantes de la Universidad de Cornell, Estados Unidos, lanzaron una colección de ropa que rompe con dos prejuicios: que la moda es frívola y que solo los médicos pueden curar enfermedades.

Njehringe es una colección de primavera colorida y fresca, que contiene repelente de insectos incrustado en la tela a nivel molecular para ayudar a prevenir la infección por malaria. Fue desarrollada por la estudiante de diseño de moda Matilda Ceesay y el científico especializado en fibras Frederick Ochanda, ambos procedentes de África.

La malaria es una enfermedad potencialmente mortal transmitida por los mosquitos, que cada año es contraída en su forma aguda por cerca de 500 millones de personas, lo que desemboca en más de 1 millón de fallecimientos, informa la Organización Mundial de la Salud (OMS) a través de su web. Cerca de 90% de esas defunciones se producen en el África subsahariana.

Según el sitio estadounidense especializado en diseño Designboom, la tela proporciona los beneficios de los insecticidas, pero es casi tres veces más potente y permanece vigente por mucho más tiempo que los materiales convencionales tratados. El nuevo producto conserva su eficacia para la protección por seis meses.

También es más seguro y duradero que el uso de repelente en aerosol sobre la piel.

“Este es un prototipo de prenda, pero con suficiente investigación e interés, esta tecnología de las telas podría estar disponible en todo el mundo”, dijo Ceesay. Particularmente, estiman que en dos años podría estar a la venta en el mercado.

Para todos los días


El diseño de Njehringe está inspirado en los orígenes africanos de Ceesay. La joven utilizó los estampados infundidos por la naturaleza y los cortes sencillos característicos del continente. De hecho, los dibujos de las telas fueron hechos a mano en el pueblo natal de la diseñadora en Gambia.

Sin embargo, a este aire africano Ceesay le sumó el toque moderno y estilizado de la moda propia de las zonas urbanas de Occidente, lo que convierte a Njehringe en una atractiva mezcla de tendencias.

La colección, particularmente el saquito con capucha de tela celeste transparente símil mosquitero, es un ejemplo de cómo la cultura puede tomar los avances tecnológicos y adaptarlos a la vida cotidiana para solucionar problemas a gran escala como la malaria.

Incluso, Ceesay dijo que buscó la similitud con los mosquiteros para recordar a quienes la vean que esta tela puede ser usada para todas las redes que actualmente se utilizan en el continente para cubrir las cunas de los bebés, por ejemplo.

"He creado esta prenda para recordarle a la gente que no sea complaciente con los tratamientos actuales disponibles para la malaria”, dijo Ceesay a Designboom.

Y agregó: “El mundo ha sido engañado con la idea de que las enfermedades solo pueden ser tratadas por los médicos. Con esta prenda espero contribuir en el proceso de evolución del pensamiento detrás de la búsqueda de soluciones para la salud”.

Acerca del autor

Comentarios